Inicio‎ > ‎

Holofonía. El auténtico sonido real 3D

publicado a la‎(s)‎ 24 sept. 2014 9:29 por Luis Flores Pascual

Holofonía, sonido 3D

Ha llegado a mis manos un archivo MP3 que es realmente asombroso.

Se trata de una novedosa técnica que trata de simular la audición binaural de nuestro sistema auditivo. Si se populariza, desde luego que le daría mil vueltas al Dolby y similares. Pero yo no lo veo como competencia directa con estos otros sistemas por un motivo muy claro: requiere auriculares para poder disfrutarlo.

- Aquí tenéis el archivo para que lo probéis
(botón derecho -> Guardar como)
Es una especie de peluquería virtual. Recordad, con auriculares.

El funcionamiento es, básicamente:
Nuestro oído sitúa en el espacio los sonidos que escuchamos dependiendo del desfase con el que llegan de un oído a otro, y de la diferencia de intensidad entre ambas escuchas. Es decir, si nosotros escuchamos un sonido en el oído izquierdo, y 0.05 segundos más tarde lo escuchamos ligerísimamente debilitado en el oído derecho, nuestro cerebro, que está acostumbrado a que el sonido vaya a 343 m/s en el aire, y a que nuestros oídos estén separados unos 20 cm (estimación), hará los cálculos según la pérdida de intensidad de un oído a otro (es una pérdida exponencial con la distancia) y ubicará dónde se encuentra exactamente esta fuente de sonido. ¿No está mal nuestro oído eh?
Por eso, por ejemplo, nos resulta casi imposible ubicar los sonidos cuando estamos bajo el agua, en una piscina. Todos habréis tenido esa sensación de escuchar los hierros de la escalera cuando alguien sube a pesar de estar en la otra punta de la piscina, y habréis tenido la impresión de que el sonido viene de todas partes (salvo que estéis pegados a una pared). Esto ocurre porque el sonido viaja a 1.600 m/s bajo el agua, y esa ya es demasiada velocidad como para que nuestros pobres oídos detecten una diferencia de tiempo entre ambos, jeje.
Ahora bien, lo que hacen estos señores más o menos es utilizar dos micrófonos orientados, de modo que se encuentren situados y dirigidos sobre una cabeza de muñeco, como nuestros dos oídos. Los resultados saltan a la vista (bueno, al oído).
La novedad está en el algoritmo utilizado para codificar este sonido, que no es ni estéreo, ni Dolby, ni ninguno de los que estamos acostumbrados a oír, sino uno nuevo llamado Cetera . Es el que se encarga de guardar, además del sonido que es emitido, el lugar relativo desde donde se emite con respecto al oyente. Luego se decodifica y es reproducido acordemente para ubicarlo en el espacio, creando el efecto deseado.
Información adicional y más muestras de audio holofónico:

- http://www.hispasonic.com/tema96366.html

Comments